La primera infancia

Es la etapa evolutiva que comprende desde el nacimiento hasta la etapa preescolar.

Es uno de los momentos de desarrollo con mayor capacidad de cambio ya que el cerebro todavía se está formando. En estos años un ser indefenso y sin capacidad para sobrevivir se convierte en un niño que piensa y se emociona, que habla y corre, que se relaciona y empieza a utilizar sus experiencias.

Cualquier problema tiene ahora una solución más fácil, es el mejor momento para poder prevenir, detectar, diagnosticar y tratar cualquier trastorno neurobiológico y/o psicoeducativo.

Señales de alarma a los 3 años

Al final de este periodo los 2 a los 3 años, el niño habrá aprendido a trepar a los lugares, a subir y bajar las escaleras alternando los dos pies, a chutar los balones, a correr bien y con facilidad y a ir con triciclo con un incipiente pedaleo.

A nivel de psicomotricidad fina sabrá realizar trazos horizontales y circulares, pasar páginas, coger el lápiz con la prensión utilizada para escribir, enroscar y desenroscar y dibujar una figura humana inicial (hacer un círculo con ojos, nariz y boca).

En relación a la manipulación más cognitiva, el niño de 3 años tiene que poder hacer torres de más de seis pisos, juegos de simulación con muñecos, rompecabezas de 3-4 piezas y poner en marcha juguetes mecánicos.

A los 3 años, será una señal de alarma que el niño no sepa correr, no suba escaleras alternando los pies o le cueste subir escaleras, que manipule con dificultades objetos pequeños, no haga torres de más de 4 pisos, no sepa copiar un círculo , no dibuje la figura humana inicial o no se implique en juegos de simulación.

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Viernes 18 Enero 2019, 12:31