La primera infancia

Es la etapa evolutiva que comprende desde el nacimiento hasta la etapa preescolar.

Es uno de los momentos de desarrollo con mayor capacidad de cambio ya que el cerebro todavía se está formando. En estos años un ser indefenso y sin capacidad para sobrevivir se convierte en un niño que piensa y se emociona, que habla y corre, que se relaciona y empieza a utilizar sus experiencias.

Cualquier problema tiene ahora una solución más fácil, es el mejor momento para poder prevenir, detectar, diagnosticar y tratar cualquier trastorno neurobiológico y/o psicoeducativo.

Rabietas y trastornos funcionales del comportamiento

Las rabietas y las alteraciones funcionales del comportamiento se inician habitualmente en la etapa del desarrollo en torno a los 2 años. Representan, paradójicamente, signos positivos y expresivos de una personalidad en formación, así como una manera inmadura de expresar la frustración. Sin embargo, la intensidad y la frecuencia determinan si estamos ante un trastorno del comportamiento sin control. También es un signo de alarma cuando vemos que estos comportamientos no se reducen estableciendo las pautas oportunas. En los peores de los casos, el niño puede provocar daños considerables como romper objetos, agredir a personas o hacerse daño a sí mismo.

Asimismo, tendremos que preocuparnos si estas rabietas y alteraciones funcionales del comportamiento se dan en diferentes ámbitos (escuela, casa, calle, etc.), y si los padres observan que no tienen capacidad educativa para reducir estos comportamientos, provocando que ellos mismos pierdan el control.

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Viernes 03 Mayo 2019, 09:21