La primera infancia

Es la etapa evolutiva que comprende desde el nacimiento hasta la etapa preescolar.

Es uno de los momentos de desarrollo con mayor capacidad de cambio ya que el cerebro todavía se está formando. En estos años un ser indefenso y sin capacidad para sobrevivir se convierte en un niño que piensa y se emociona, que habla y corre, que se relaciona y empieza a utilizar sus experiencias.

Cualquier problema tiene ahora una solución más fácil, es el mejor momento para poder prevenir, detectar, diagnosticar y tratar cualquier trastorno neurobiológico y/o psicoeducativo.

Trastornos del sueño de causa educativa

La causa que origina este problema es la deficiente adquisición del hábito del sueño, es decir, existe una distorsión y desestructuración por asociaciones inadecuadas que el niño hace con su sueño, normalmente debido a cambios que realizan los padres para intentar que el niño se duerma o pautas educativas para con el sueño, disruptivas para el niño. Son niños con una actitud muy despierta, que captan con gran intensidad los estímulos que existen a su alrededor habitualmente con ansiedad e inseguridad. Suelen tener un sueño superficial durante el cual se muestran inquietos, como vigilantes, y cualquier ruido los despierta.

Pueden ser niños irritables durante el día, con gran dependencia hacia la persona que los cuida. Por otra parte, es muy importante que se establezca una rutina para  acostarse, como poner una hora concreta o hacer algún ritual para que el niño se vaya a dormir, además, se ha de mantener al niño tranquilo cuando se acerca el momento del sueño. Existen toda una serie de diferencias individuales que pueden influir en el sueño del niño, aparte de las mencionadas, como la nutrición, la fatiga física y mental y otros factores externos.

Por último, es importante que los padres conozcan la función que tienen como educadores también del sueño. Tienen que marcar las directrices para ir a dormir, sobre todo ante el rechazo de acostarse del niño y la demanda de atención hacia ellos en el momento de acostarse. Tener  pautas horarias y  dormir un mínimo de horas, repercute en una mejor consolidación de los aprendizajes y en un adecuado  crecimiento.

 

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Viernes 15 Noviembre 2019, 11:34