Etapa Escolar

La etapa escolar

Es el período de desarrollo que empieza con el inicio escolar y finaliza con la adolescencia.

A esta edad el niño tiene que salir de su casa y entrar en un mundo desconocido, donde las personas que formaban su familia y su mundo hasta ese momento se quedan fuera. Su éxito o fracaso en este período dependerá en parte de las habilidades que haya desarrollado en sus años de vida anteriores. Este hecho marca el inicio de contacto del niño con la sociedad a la que pertenece, la cual le exige de nuevas habilidades.

Por otro lado, la relación con sus padres cambia iniciándose un proceso gradual de independencia y autonomía, donde aparece el grupo de amigos como un referente importante que se constituye como uno de los ejes centrales de su desarrollo.

Mutismo

El mutismo es la inhibición del habla en todas las situaciones.

El mutismo selectivo es un trastorno de la conducta, de origen emocional, caracterizado por la dificultad del niño para interactuar y hablar en determinadas situaciones. Se suele manifestar cuando se incorpora a la escuela infantil o al trasladarse a un nuevo centro escolar.

Los niños que manifiestan estas conductas tienen un habla adecuada y se comunican de acuerdo a su edad.

Las señales de alarma de mutismo selectivo son:

• No hablar en situaciones concretas pesar de poder expresarse con normalidad en otros (su familia).
• No buscar la relación / comunicación aunque se le pida.
• No hablar ante personas que no formen parte de su familia o de su círculo íntimo de amistades
• No mantener un buen contacto visual.
• No sonreir.
• No saludar ni despedirse, ni dar las gracias.
• Utilizar otras formas de comunicación (susurrar, utilizar las manos o la cabeza, escribir, etc.)
• Tener dificultad para hablar de sí mismo y para expresar sus sentimientos.
• Ser excesivamente tímido.
• Aislarse del resto de compañeros de la escuela.
• Ser dependiente de los demás.
 
Debemos diferenciar estas conductas de los problemas de habla debidas a una falta de conocimiento o fluidez del lenguaje. También se debe diferenciar de los trastornos del desarrollo, de maduración o de un trastorno del espectro autista. Finalmente, también hay que descartar que no sea un trastorno de origen orgánico o sensorial, o bien consecuencia de un hecho emocionalmente traumático.

 

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Lunes 29 Julio 2019, 08:00