Dr. Jordi Sasot Llevadot

Es médico especialista en Psiquiatría y Pediatría por la Universidad Autónoma de Barcelona (Unidad Docente Vall d'Hebron) desde el 1983.

Magíster en Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil por el Departamento de Farmacología y Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona con la cualificación de Sobresaliente.

Colegiado por el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 13.345.

Pertenece al Cuerpo Facultativo del Centro Médico Teknon dónde dirige la Unidad de Paidopsiquiatria (Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil).

Presidente de la Societat Catalana de Psiquiatria Infanto-Juvenil, de la Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya i Balears (2003-2007).

Miembro de la Asociación Española de Psiquiatria del Niño y del Adolescente.

Miembro de la ESCAP (European Society for Child and Adolescent Psychiatry).

Miembro de la AACAP (American Academy of Child and Adolescent Psychiatry).

Miembro de la Societat Catalana de Pediatria.

Miembro de la Asociación Española de Pediatria.

Miembro del Consell Assessor del Pla Director de Salut Mental i Addiccions del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. (2003-2012)

Profesor del Postgrado en Psiquiatría Infanto-Juvenil de la Facultat de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Música compartida entre madres e hijos

Artículos de prensa

Publicado en: diari ara.cat, suplemento "criatures"

Fecha: 12 de diciembre de 2015

El Palau de la Música y L’Auditori impulsan jornadas de música pera mujeres embarazadas

musica mares fills

Los que vivan en Barcelona ya lo sabrán. Desde hace años, instituciones como el Palau de la Música Catalana o el Auditori tienen en cuenta los más pequeños en su programación. Lo hacen con conciertos, espectáculos y talleres que giran en torno a la música y que, en muchos casos, suponen el primer contacto del niño con compositores como Mozart o Bach. También con instrumentos como maracas, tambores o campanillas. Se trata de acercar la música a los niños y hacerlo a través del juego, la experimentación y los conciertos en directo.

Lo que quizás muchos no saben es que desde estas instituciones se ha dado un paso más en la programación familiar y, además de conciertos y talleres para los niños, se han programado actividades para los bebés. Incluso para los que todavía no han nacido. Y es que a pesar de que las propuestas de la Mañana Musical para Embarazadas, en L'Auditori, y Antes de Nacer, en el Palau, están pensadas para las mujeres embarazadas y sus parejas, los bebés también se benefician. Lo hacen, según explica la responsable del proyecto del Auditori, Anna Roig Dolz, por varias razones. Una de ellas apunta a la sensación de bienestar y placer que experimenta la madre cuando escucha música. Y, claro, si la madre está bien, el feto también. La segunda tiene que ver con el aparato auditivo del feto.

A partir de la semana 20 de gestación, los bebés ya pueden sentir cualquier estímulo sonoro que reciban tanto dentro como fuera del vientre materno, un estímulo que no sólo les ayudará a desarrollar el aparato auditivo, sino que además les quedará registrado en la memoria. Y los brazos de sus progenitores, además, les servirá para calmarse.

Hablamos de los sonidos que pueden percibir dentro del útero, como el latido del corazón, el vaivén del líquido amniótico o el parloteo de los jugos gástricos, pero también de la música y de las voces que les llegan del exterior, especialmente, la de madre. "Desde que el aparato auditivo está formado, todo lo que siente el bebé cuando está dentro la barriga le queda grabado en la memoria. Es como construir su vida musical, ir guardando aquellas melodías que, una vez fuera, recordará y le harán sentir más seguro ", comenta Roig Dolz.

También explica que para crear este recuerdo sonoro no es necesario recurrir a la música clásica ya compositores como Mozart, uno de los autores fetiche cuando se habla de estimulación musical infantil. De lo que se trata, dice, es que la madre se sienta a gusto con la música que escucha y que, a ser posible, la reproduzca en forma de canto. Quizá por eso, en el Auditori ponen tanto énfasis en la idea de que las mujeres embarazadas hablen a sus bebés, que los canten y en la necesidad de que el trabajo musical iniciado en esta institución continúe más allá del parto. Que se siga estimulando con música los niños durante sus primeros años de vida y que la música se viva también en directo. Por este motivo, además de ofrecer seguimiento y dinámicas musicales a las madres a través del correo electrónico, desde el Auditori organizan los Talleres para Bebés.

Vínculo con el bebé

Una manera de entender la estimulación musical que, desde el Palacio y sus propuestas Antes de Nacer en el Palau y Bim Bom, Bebés en el Palau, también se comparte. La idea, según comenta la conductora y directora de la primera de estas iniciativas, Gemma Baños, es que la música no sea sólo una herramienta para que las mujeres embarazadas se relajen, sino también para que se conozcan a sí mismas y creen un vínculo con los sus hijos.

Escuchando composiciones musicales y gracias a técnicas de improvisación con instrumentos y voz, las madres pueden exteriorizar sus miedos y preocupaciones, conectar con su bebé y crear un set de melodías que, una vez el niño haya nacido, le servirán para tranquilizar lizar-lo. "El bebé ha memorizado las músicas cuando estaba en la barriga y, una vez las siente fuera del vientre, las recuerda y siente esa sensación de bienestar de cuando estaba dentro", comenta Baños, que, como su colega de El Auditorio, habla de la importancia que el que se ha comenzado a trabajar en el Palau continúe una vez terminado el taller, tanto escuchando música en casa como participante en actividades como Bim Bom, Bebés en el Palau. También los beneficios que la música tiene en el bebé durante sus primeros años de vida. "La música es un hilo conductor dentro y fuera de la barriga. En los primeros meses es una lluvia de estímulos y una forma de relacionarse con la madre a través de la melodía. Más adelante hay una estimulación más global en el que se favorece la adquisición del lenguaje, la concentración, el equilibrio ... ", explica Baños, que, además de ayudar a las mujeres embarazadas que asisten a Antes de Nacer en incorporar la música en su día a día, lo hace en los talleres Embarazo y Parto Musical que dirige a título personal.

Y es que cada vez hay más iniciativas que tienen como objetivo acercar la música a los bebés ya desde el vientre materno. Como muestra, las que el Instituto Catalán de Musicoterapia lleva a cabo bajo el título Mami Sounds. Estos talleres, según avanza la directora del organismo, Nuria Escudé, se sustentan bajo los mismos principios que los del Palau y El Auditorio: ayudar a la futura madre a vivir su embarazo plenamente ya crear un vínculo con el bebé antes y después que nazca. A Mami Sounds, sin embargo, se añade el plus de la continuidad. Y es que las actividades que se proponen desde esta iniciativa se hacen semanalmente y no se olvidan de la música cuando se da a luz. "La terapia musical hace disminuir la ansiedad, fortalece los vínculos con el bebé, permite compartir experiencias con otras madres pero, sobre todo, exteriorizar miedos e inseguridades", explica Escudé, que, además, hace referencia a las actividades que desde el Instituto se llevan a cabo con niños de 4 meses a 3 años. Se utiliza la música para que los niños expresen sus emociones. También para que mejoren la psicomotricidad, pongan en práctica la atención y la memoria y afiancen el lenguaje.

¿Qué dice la ciencia?

De cómo influye la música en el feto también habla Jordi Sasot, pediatra y psiquiatra infantil y adolescente, miembro de la Sociedad Catalana de Pediatría y Jefe de la Unidad de Paidopsiquiatría del Centro Médico Teknon. Lo hace con estudios en la mano. Investigaciones como la realizada por el Instituto Marqués, que demuestran que ya en la semana 16 de gestación los fetos no sólo pueden oír, sino que también reaccionan a estímulos sonoros vía vaginal con movimientos y gestos faciales que simulan el habla. O como el que se publicó en la revista Plos One, que evidencia que escuchar música en el útero estimula el desarrollo del sistema auditivo del bebé.

Son estudios que amplían los datos con los que ya trabajaban los profesionales de la medicina y que apuntan a la regulación de la frecuencia cardíaca del feto ya la producción de endorfinas en la madre como algunos de los diferentes beneficios de la música. Sasot, sin embargo, no se atreve a secundar teorías, a su juicio poco contrastadas, como la del efecto Mozart, que apunta a que la música del compositor austriaco potencia la inteligencia de los bebés y evita trastornos como el autismo. Tampoco quiere avalar hipótesis como la de que escuchar música ayuda a mejorar la concentración, la atención o la psicomotricidad del niño. Sí cree, en cambio, que es un instrumento más para que los niños adquieran estas habilidades.

 

Fuente: http://www.ara.cat/suplements/criatures/Musica-compartida-Palau-LAuditori-embarassades_0_1484251575.html

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Lunes 28 Octubre 2019, 11:52