Dr. Jordi Sasot Llevadot

Es médico especialista en Psiquiatría y Pediatría por la Universidad Autónoma de Barcelona (Unidad Docente Vall d'Hebron) desde el 1983.

Magíster en Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil por el Departamento de Farmacología y Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona con la cualificación de Sobresaliente.

Colegiado por el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 13.345.

Pertenece al Cuerpo Facultativo del Centro Médico Teknon dónde dirige la Unidad de Paidopsiquiatria (Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil).

Presidente de la Societat Catalana de Psiquiatria Infanto-Juvenil, de la Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya i Balears (2003-2007).

Miembro de la Asociación Española de Psiquiatria del Niño y del Adolescente.

Miembro de la ESCAP (European Society for Child and Adolescent Psychiatry).

Miembro de la AACAP (American Academy of Child and Adolescent Psychiatry).

Miembro de la Societat Catalana de Pediatria.

Miembro de la Asociación Española de Pediatria.

Miembro del Consell Assessor del Pla Director de Salut Mental i Addiccions del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. (2003-2012)

Profesor del Postgrado en Psiquiatría Infanto-Juvenil de la Facultat de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Tengo miedo: ¿es importante?

Artículos de prensa

El miedo es un mecanismo natural que alerta al niño/a de un peligro con riesgos innecesarios. No obstante, cuando los miedos son desproporcionadas, persistentes e interfieren en la vida diaria del niño/a, estamos ante un trastorno emocional importante. Son desproporcionadas: cuando el objeto que causa el miedo no es amenazado y el niño presenta unas reacciones exageradas y persistentes cuando los miedos pueden aparecer en cualquier momento. Los niños que presentan miedos importantes no siempre son capaces de manifestar su malestar real a través del lenguaje; por tanto, nos tendremos que fijar en las conductas que manifiestan para determinar si detrás el miedo hay una alteración emocional significativa, haciendo referencia a aspectos de ansiedad. Los principales indicadores de una posible alteración emocional que requiere ayuda son los siguientes:

  •     Dificultad para separarse de los padres.
  •     Miedo a que les pase algo a los padres.
  •     Dificultades con las relaciones sociales.
  •     Resistencia a quedarse solo con personas no familiares.
  •     Dificultades para dormir solo.
  •     Presencia recurrente de pesadillas.
  •     Quejas de que le duele la barriga, la cabeza, etc ...
  •     Preocuparse demasiado por las cosas.

Publicado en: Revista Todo Sant Cugat, n.1362

Fecha: 3 de mayo de 2013

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Lunes 28 Octubre 2019, 11:52